La Dra. De Morandi. Demora plazo de resolución | Melián Abogados

La Dra. De Morandi. Especialista en entregar la información cuando ya no tiene utilidad

Valoración:
4.8 (16 votos)

La información relacionada con la transparencia tiene un componente político muy importante. En definitiva, las solicitudes de acceso a la información, en buena medida, tratan de conocer aspectos concretos de la gestión de uno o varios gobiernos, si se trata de hacer ejercicios comparativos, y evaluar la actuación gubernamental es una forma de hablar (incluso de hacer) sobre política.

Contenidos frescos

Y como toda información política, su valor reside en la frescura de los contenidos. Cuanto más tiempo pase desde la comisión de un acto y la publicación de la información relacionada con el mismo, menor valor tiene en el mercado de la política.

Un buen ejemplo de ello lo podemos encontrar en el famoso comité de expertos del Ministerio de Sanidad con funciones de asesoramiento sobre el proceso de desescalada. En aquellos meses de la temporada primavera-verano, esa información tenía muchísimo interés desde el punto de vista periodístico y político, en tanto que había determinados gobiernos autonómicos que se sentían profundamente agraviados con la actuación de ese comité.

Una vez que la hemos conocido, con diversas solicitudes de información mediante y la consabida presión política y periodística, el interés mediático en dicha información en la temporada otoño-invierno ha menguado considerablemente, pasando a quedar ya prácticamente vetusta.

La especialidad de la Dra. De Morandi

Pues esta es la cualidad de nuestra supervillana de hoy, la Doctora De Morandi: la capacidad de retardar la entrega de información con multitud de trucos, algunos legales y otros no tanto, para hacer decaer todo interés y socavar la paciencia de quien se aventure a preguntar lo que no es debido. Porque cuando la pregunta es fácil y no suponen problemas, la respuesta vuela. Ahí De Morandi no actúa, no es preciso. Además, viene muy bien para las estadísticas.

Tiempo de respuesta del gobierno

Estas estadísticas, poniendo como ejemplo el Gobierno de España a partir de la información recabada y publicada por Maldita.es, nos dicen que los ministerios tardan de media 36,66 días en responder, cuando el plazo previsto por la ley es de un mes.

Si nos fijamos únicamente en Presidencia del Gobierno, también con datos de Maldita.es publicados en 2019, vemos que se ha superado el plazo previsto en un 70% de solicitudes. Sin embargo, estos datos hay que ponerlos en cuarentena porque puede ser que hay casos en los que se de alguno de los supuestos legales para ampliar el plazo de respuesta.

Ampliación del plazo de resolución

Esta cuestión relativa a la ampliación de los plazos fue expuesta con claridad por Concepción Campos Acuña, que distinguía entre la ampliación propia y la ampliación impropia.

Ampliación propia

En cuanto a la primera, la ampliación propia, se recoge en las leyes de Procedimiento Administrativo Común (39/2015) y de Transparencia (19/2013). Esta, en concreto en su artículo 20.1 señala que el plazo de resolución podrá ampliarse por otro mes en el caso de que el volumen o la complejidad de la información solicitada así lo hagan necesario, siendo necesaria asimismo la notificación al solicitante, que deberá remitirse al solicitante dentro del plazo de los treinta días previstos inicialmente para la resolución, y deberá además motivarse. Es decir, no sirve la mera invocación de este supuesto para ganar un mes para responder.

Ampliación impropia

Además de esta vía de la complejidad o el volumen, también puede ampliarse el plazo si la solicitud no identifique de forma suficiente la información (artículo 19.2 LT), se pedirá al solicitante que la concrete en un plazo de diez días. Asimismo, si la información solicitada afecta a terceros (artículo 19.3), se les dará un plazo de quince días para que puedan realizar alegaciones.

Abusar de la complejidad

Nos encontramos ante supuestos que tratan de garantizar la eficacia del ejercicio de derecho o de preservar derechos de terceros que puedan verse afectados. Correcto. De Morandi los usa como una buena estratega usa sus piezas, aunque el vicio aparece cuando se alude más de lo preciso a la complejidad de la información para ganar algo de tiempo, algo a lo que De Morandi se está aficionando.

Ampliación indebida del plazo

En cuanto a la ampliación indebida, la dilación viene de otro precepto recogido en la Ley de Transparencia en su artículo 19.1, una rendija por la que De Morandi se cuela para retrasar la entrega de la información: la solicitud se refiere a información que no está en poder del sujeto al que se dirige, y este debe remitirla al que la tiene, si sabe de qué departamento o unidad se trata.

La Ley no especifica de cuánto tiempo dispone el receptor de la solicitud para trasladarla al competente para resolverla, y casos se han dado de acercarse al mes, incluso más, en dar traslado de la misma. De esta forma, se ganan semanas para dar la información a la persona solicitante. Di Morandi en estado indebido, pero altamente efectivo. Más incluso que en los supuestos debidos de los apartados 2 y 3 del artículo 19.

De Morandi tiene un puntito creativo, incluso. No vayáis a pensar que se agarra al procedimiento administrativo y nada más. Cuando menos te lo esperas es capaz de sacarse de la manga giros argumentales inimaginables para el común de los mortales, incluso de los propios supervillanos. Sirva como muestra este botón, que conocemos gracias a la tuitera y preguntona cuenta de @AxTeC:

Vida social de la Doctora

De Morandi es procrastinadora, siempre encontrará algo mejor que hacer que dar respuesta a la solicitud, porque plazo le queda para hacerlo y si no, lo alarga. Nunca hará hoy lo que pueda hacer mañana. Y también es la más sociable de la pandilla de Supervillanos. Se lleva de maravilla con Excusatio, Nada y Nimú, y si puede que ser que cualquiera de ellas le hagan la tarea, tanto mejor.

Con su simpatía tiene a la pandilla ganada y le prestan favores con facilidad. Y también hace buenas migas con la parejita formada por el Dr. Paqué y la Dra. Suspicius, que son quienes con su ejemplo la justifican en su procrastinar. Pero de la pareja hablaremos la próxima semana. Mientras tanto, De Morandi está buscando qué ponen en televisión, que le acaba de entrar una solicitud de acceso a la información.

Palabra de la Dra. De Morandi

“Ciudadanos y ciudadanas, mucha atención: no se os ocurra pedirme información. ¿Y a qué viene tal advertencia? Es que no tenéis paciencia, es una simple medida de prevención.

Ya sé que un siglo ha pasado desde que me has preguntado, mil veces me han avisado, que quieres que te diga, es que tu pregunta tiene miga y contestarte se me hace complicado. Tendrás tu respuesta, pero con efecto retardado. Veo tu prisa y me entra la risa; que esto no es infusa ciencia, te digo, ten paciencia que ya lo tengo pensado. Miro al cielo: ¡uf…nublado! Hoy no es el día. Mejor esperamos a que escampe, o que confluya Júpiter con Marte.

Sí ya sé que del tiempo que he tardado el interés de la información que has pedido ha mermado. Precisamente a eso me he esperado. ¿No lo habías pensado? Te explico lo cavilado: Ni sí, ni no, ni blanco ni negro todo este tiempo te he contestado pero seguro que, aunque a destiempo, de recibir noticias mías te has alegrado. Y si por el contrario en algún momento quieres debate, a mi espalda traigo de béisbol mi argumento. En su punta tu tormento, en forma de reloj el tiempo.

Ni blanca por dentro ni verde por fuera, soy más que la pera: soy la espera”

INFOGRAFÍA DE LA DOCTORA DE MORANDI

Dtra. De Morandi. La reina de la demora del plazo de resolución

* Descargar la infografía en versión pdf.

Índice de la Serie Supervillanos de la Transparencia

Nueva Serie

Serie anterior

¿Te ha gustado el artículo?
* Por favor, Vota con las estrellitas que están al comienzo

Contenido Relacionado