El despacho “Melián Abogados”, es hoy un centro innovador de prestación de servicios jurídicos, orientados principalmente a las empresas y entidades públicas, nuestros principales clientes. Actualmente nos hemos consolidado como una consultora jurídica canaria de prestigio, capaz de competir con éxito frente a los grandes despachos nacionales. Al servicio del despacho, cinco abogados especialistas cada uno de ellos en la materia de su competencia.

Sin duda alguna, la clave de nuestro éxito no es otra que la calidad del trabajo. Ello implica dedicarse a cada asunto como si fuera el único. No regatear ni en los medios ni en el tiempo. Estar preocupados primero por la calidad, antes que por la cantidad. Excelentes profesionales en continuo régimen de formación y perfeccionamiento lo garantizan.

Con una apuesta firme por la especialización, “Melián Abogados” se ha orientado al asesoramiento legal de las empresas, dirigiendo sus esfuerzos y recursos en ofrecer un servicio altamente personalizado y cualificado en los sectores donde actuamos. Con ello garantizamos un servicio eficaz y seguro.

Asumimos que nuestros clientes aspiran a recibir el mejor asesoramiento, con visión de su problemática específica, sector de actividad o del mercado en el que operen. Nuestros procesos de mejora y formación continua, garantizan la capacitación y profesionalidad de nuestros abogados.

NUESTRO EQUIPO

Somos un equipo de profesionales dedicados a ti, dispuestos a hacer lo que precises para tu seguridad y tranquilidad

Isabel Santos | Melián Abogados

Isabel Santos

Abogada. Especialista en Derecho Laboral

«Siento satisfacción con cada asunto que llevo, cuando tengo la convicción de que doy lo mejor de mí como profesional, y cuando mi cliente valora y aprecia el trabajo bien hecho. Si además, se dan los resultados favorables que legalmente eran posibles de alcanzar a favor de mi cliente, la satisfacción es completa y se torna en éxito.»

J. Carlos Melián | Melián Abogados

Juan Carlos Melián

Abogado. Especialista en Derecho Administrativo

«Algo importante nos distingue del resto de abogados. Además de cumplir con el objetivo para el que somos contratados, queremos que nuestros clientes se sientan bien; seguros y atendidos sin demoras ni intermediarios; que sientan que son escuchados y comprendidos; que nos ponemos en su lugar y les ayudamos a tomar la mejor decisión: que compartimos su horizonte y su visión. En resumen, que somos parte de ellos.»

Paula González

Abogada. Especialista en Derecho Laboral

«Nos involucramos activamente con nuestros clientes, creemos en sus ideas y aportamos todo nuestro potencial para atender sus necesidades. Aportando nuestro punto de vista, experiencia y profesionalidad logramos el mejor resultado. Nuestra experiencia nos confirma que apoyándoles activamente logramos ser más eficaces, anticiparnos a sus problemas y allanarles el camino. Nuestra profesionalidad nos permite analizar las situaciones aportando nuestra visión estratégica, buscando las soluciones específicas que el cliente demanda desde un enfoque jurídico sólido. Sus logros son nuestras metas, su satisfacción expresa nuestra misión profesional.»

Segundo Pérez | Melián Abogados

Segundo Pérez

Abogado. Especialista en Derecho Civil

«Una de las cosas que más valoro al realizar mi trabajo es la seriedad, el cliente acude a nosotros buscando solución a sus problemas, el abogado debe actuar con honradez. Por ello hablamos al cliente con sinceridad. Nos gusta estudiar el asunto hasta ver la solución, y que sea válida y convincente. Consideramos esencial la información, el cliente debe estar siempre al tanto de cómo va su asunto. Valoramos mucho que el cliente perciba que está en buenas manos, que nos vea como protectores de él y de sus asuntos. Nuestro compromiso es que Usted sienta que somos sus abogados.»

Patricia Moreno

Abogado. Especialista en Derecho Civil

«Me gustaría, dentro de unos años poder echar una mirada al pasado y estar satisfecha de mi trabajo. Haber logrado una relación personal de confianza plena y cercana con todas las personas a las que haya prestado mis consejos, dedicación y tiempo. Que todas ellas, al mismo tiempo, consigan apreciar mi esfuerzo en ofrecer una atención de alto nivel, distinta, especializada y profesional. Uno de mis propósitos es no perder de vista que tratamos con personas, ponerme en su lugar es fundamental para poder ayudarles a resolver y prevenir sus problemas. Sería un logro para mí, el hecho de que no sólo se me apreciara como profesional, sino también como persona.»