Entradas

Cláusula Suelo: Últimas Noticias

Cláusula Suelo: Últimas Noticias

La cláusula suelo en préstamos hipotecarios sigue dando de sí. Después de tres años de incertidumbre y de resoluciones judiciales contradictorias, parece que la polémica abierta sobre la posibilidad de limitar el efecto retroactivo de la nulidad a fecha 9 de mayo de 2013 quedará, en muy poco tiempo, finalmente resuelta. En esta ocasión, merece un especial pronunciamiento las conclusiones efectuadas por el Abogado General del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, polémicas también, tanto o más que la irretroactividad proclamada en la primera sentencia dictada por el Tribunal Supremo sobre la materia.

El Alto Tribunal

Para mayor comprensión, recordemos que el Alto Tribunal justificó la irretroactividad de la nulidad en motivos de seguridad jurídica y trastornos económicos graves, entendiendo que la cláusula litigiosa respondía a intereses económicos legítimos y habituales, hechos que justificarían que la retroactividad no se aplicara como debía de aplicarse. Este pronunciamiento genera consecuencias perjudiciales para los consumidores bancarios, pues éstos, sólo podrían recuperar las cantidades cobradas de forma indebidamente desde el día 9 de mayo de 2013 en adelante, dando por perdida la cuantía sufragada por aplicación de la cláusula desde la fecha de la firma del préstamo hipotecario hasta la fecha de publicación de la sentencia.

La irretroactividad

Sin duda, la irretroactividad, tema no pacífico en la práctica judicial, ha suscitado gran conflictividad. Abundantes resoluciones e interpretaciones favorables y contrarias a los argumentos vertidos por el Tribunal Supremo, han conducido a que el Juzgado de lo Mercantil nº 1 de Granada y distintas Audiencias Provinciales, entre ellas la de Alicante, Castellón, Zamora, Cantabria y Álava, platearan al Tribunal de Justicia de la Unión Europea cuestiones prejudiciales sobre la posibilidad de justificar el carácter no plenamente retroactivo de dicha nulidad en el riesgo de trastorno grave con trascendencia en el orden económico y la buena fe.

Conclusiones del Abogado General del Tribunal de Justicia Europeo

Hasta la publicación de las conclusiones (no vinculantes) del Sr. Paolo Mengozzi, fechadas el 14 del mes en curso, las expectativas de los abogados y abogadas de consumidores bancarios eran buenas. La Comisión Europea, en su informe de fecha 13 de julio de 2015 se mostraba en contra de la sentencia dictada por el Tribunal Supremo, cuestionando la doctrina sobre el alcance de la nulidad de las cláusulas suelo. Sin embargo, tras un suspiro de aliento que mantuvo las expectativas altas durante este último año, la situación vuelve a dar un giro de 360 grados, generando aún más incertidumbre de la que existía, dejando en vilo a todos los afectados y profesionales del derecho hasta la publicación de la resolución futura del Tribunal Europeo, prevista para dentro de tres o cuatro meses.

Las conclusiones del Abogado General del Tribunal de Justicia Europeo no son vinculantes. Clic para tuitear

Subrayamos que las conclusiones del Abogado General no son vinculantes, existiendo precedentes en los que el tribunal con sede en Luxemburgo se ha desmarcado de las consideraciones realizadas previamente por éste (como por ejemplo en materia de derecho al olvido contra Google, asunto C-131/12, o bien, en materia de Impuesto sobre la Venta Minorista de Determinados Hidrocarburos (IVVMDH), asunto C-82/12, el llamado “céntimo sanitario”), por tal motivo, entendemos que lo más prudente es esperar sin adelantarse a los acontecimientos, y más aún, cuando el propio Sr. Mengozzi deja la puerta abierta para la retroacción en reclamaciones individuales, llegando a justificar en sus conclusiones la irretroactividad de la nulidad por repercusiones macroeconómicas sobre el sistema bancario, para acto seguido y en contrapartida, manifestar que dicha limitación, siempre que sea excepcional, resultaría admisible a la luz del principio de efectividad. ¿Excepcionalidad o no? Contradicciones que a nuestro juicio demuestran que ni siquiera él, se encuentra del todo convencido con sus argumentos.

Mientras tanto…

Hasta que se publique una resolución vinculante en sentido contrario, Melián Abogados seguirá luchando por la recuperación íntegra de las cantidades cobradas indebidamente por la entidad bancaria, y no porque entendamos que es lo justo, que lo es, sino porque nuestra propia normativa así lo reconoce. Por ello, lanzamos un mensaje esperanzador dirigido a todos aquellos afectados por la inclusión de una cláusula de este tipo en su hipoteca, aclarando que estas conclusiones no tienen ningún tipo de repercusión en los procedimientos ya iniciados, y, por supuesto, no impiden la interposición de nuevas demandas en las que se inste una acción de nulidad y reclamación de cantidades.

Melián Abogados seguirá luchando por la recuperación de cobros indebidos por cláusula suelo. Clic para tuitear

Cláusula Suelo: Qué es y sus Consecuencias

En este vídeo queremos despejar cualquier duda acerca de lo que es la cláusula suelo y de los efectos que tiene su inclusión en nuestro préstamo hipotecario. Hablamos también de cómo están resolviendo los tribunales de justicia las demandas de nulidad de cláusula suelo, en base a la doctrina del Tribunal Supremo de 9 de mayo de 2013, que ya hablaba de un doble control de transparencia: el de la propia inclusión de dicha cláusula en el préstamo hipotecario, y el de la compresibilidad de lo que supone esta cláusula por parte del cliente, aspecto este último que está siendo tan determinante para la estimación de la nulidad por parte de los tribunales.

Cláusula Suelo. Lo que Usted Debe Saber y su Banco no Quiere que Sepa

Los que siguen las noticias sobre cláusula suelo esta última semana de octubre, se habrán encontrado en los medios titulares como: “Bruselas defiende la retroactividad de las cláusulas suelo mal vendidas”, “La Comisión Europea cree que la banca debe devolver todo lo cobrado por las cláusulas suelo mal vendidas” o “Bruselas pide que la banca reintegre todo lo cobrado por las cláusulas suelo”. Al final de este artículo explicaremos a que se refieren estos titulares.

MELIÁN ABOGADOS lleva ya tiempo especializado en Derecho Bancario, por tal motivo hemos planteado numerosas demandas de nulidad de cláusula suelo. Teniendo en cuenta nuestra experiencia, vamos a intentar explicar, de una forma sencilla, porqué son nulas la mayoría de estas cláusulas, y qué puede Usted reclamar a su entidad bancaria, pues son muchos aún los que tienen un préstamo hipotecario en el que existe y se aplica la llamada cláusula suelo. Nuestro deseo es que este artículo les ayude a saber cómo actuar y a tomar una decisión.

Los clientes cuando acuden a nosotros conocen que existen sentencias que han declarado la nulidad de muchas de esas cláusulas, y sin embargo su banco se las sigue aplicando. Y nos preguntan —cómo es posible que mi banco no haya dejado de aplicar la cláusula suelo si existen Sentencias del Tribunal Supremo que las declaran nulas—.

Acordar una cláusula suelo no es ilícito, es decir no es contrario a derecho, y por ello se pueden establecer. Lo que ha pasado es que a Usted, cuando ha iniciado los trámites para contratar su hipoteca, su banco seguramente le ha ofrecido varias opciones para elegir, entre ellas una hipoteca con interés variable, y le han dicho con una sonrisa: “vamos a fijar un tope por si sube el tipo de interés de referencia”. Aquí, es donde nos encontramos con la llamada cláusula techo; pero eso sí, junto a esta cláusula techo, venía impuesta la cláusula suelo, de la cual no recibió muchas, por no decir ninguna, explicación.

Lo que ha dicho el Tribunal Supremo es que, como usted es un consumidor, y esa cláusula suelo le ha venido impuesta en el contrato sin posibilidad de negociación alguna; es decir, se trata de una cláusula “la coges o la dejas”, estaríamos ante una condición general de la contratación, la cual afecta al objeto principal del contrato, el precio, y que por ello debe someterse a un doble control de transparencia.

El primer control de transparencia lo que analiza es si estas cláusulas admiten ser incorporadas al contrato como una cláusula general. Este primer filtro, se refiere a que las entidades bancarias deben cumplir con las normas del sector, como podría ser la Orden Ministerial de 5 de mayo de 1994, que regula el proceso de constitución de las hipotecas en garantía de préstamos hipotecarios a los consumidores, y cumplir la ley de condiciones generales de la contratación.

Pero bien, llegados a este punto supongamos que ese primer filtro es superado. Y entonces… ¿por qué son nulas? Pues porque no suelen pasar el segundo control de transparencia, esto es, el control de comprensibilidad real de su importancia en el desarrollo razonable del contrato, que en castellano significa que el Banco no se aseguró de que Usted entendía claramente que iba a suponer tener una cláusula suelo en su contrato de préstamo hipotecario.

Es decir, son nulas las cláusulas suelo por los siguientes motivos:

  1. La entidad bancaria no ha informado de una manera suficientemente clara de que se trata de un elemento definitorio del objeto principal del contrato.
  2. Se insertan de forma conjunta con las cláusulas techo y como aparente contraprestación de las mismas.
  3. No existen simulaciones de escenarios diversos relacionados con el comportamiento razonablemente previsible del tipo de interés en el momento de contratar.
  4. No hay información previa clara y comprensible sobre el coste comparativo con otras modalidades de préstamo de la propia entidad —caso de existir— o advertencia de que al concreto perfil de cliente no se le ofertan las mismas.
  5. A veces se ubican entre una abrumadora cantidad de datos entre los que quedan enmascaradas y que diluyen la atención del consumidor.

Recuerde ahora el momento en que usted firmó la hipoteca… ¿Ha sido su entidad bancaria transparente con usted?

Si su cláusula suelo es nula, usted no tiene porqué continuar pagando más intereses de los que le corresponde. Podrá interponer una demanda contra el banco.

¿Qué tengo que hacer para interponer una demanda?

Localizar un abogado especialista en estos asuntos, llevarle su escritura de préstamo hipotecario. El abogado estudiará su caso, y le recomendará lo que proceda.

¿Qué se puede reclamar?

Aparte de pedir al Tribunal la declaración de nulidad de la cláusula suelo, es decir, que se deje de aplicar como si nunca hubiera existido, y por lo tanto se re-calculen sus cuotas, se solicita la restitución al prestatario de los intereses que hubiese pagado en aplicación de dicha cláusula. De momento nuestro Tribunal Supremo ha limitado esta reclamación a los intereses que Usted hubiera pagado de más a partir de la fecha de publicación de la sentencia del Tribunal Supremo de 9 de mayo de 2013.

Esta limitación a las cantidades a devolver ha sido puesta en tela de juicio. Se encuentra en trámite, ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), una decisión prejudicial planteada por varios tribunales españoles precisamente sobre esta limitación en la devolución y su compatibilidad con el derecho comunitario, y que dicho Tribunal Europeo tendrá que resolver.

Volviendo ahora a los titulares con los que iniciamos este artículo, esta misma semana hemos sabido que la Comisión Europea, evacuando un trámite que le ha otorgado el mentado Tribunal, se ha pronunciado al respecto y ha venido a decir que cuando una cláusula es declarada nula, no podrá limitarse los efectos de esa nulidad. Ni siquiera los Tribunales nacionales podrán moderar la devolución de las cantidades que ya ha pagado el consumidor desde el origen del préstamo hasta la actualidad.

Esta comunicación de la Comisión Europea no es vinculante, se trata sólo de un trámite dentro del mentado procedimiento judicial. Buena noticia para los consumidores, no para los bancos.

Veremos si finalmente el Tribunal Europeo tiene en cuenta este parecer de la Comisión.

La Cláusula Suelo en los Préstamos Hipotecarios

Cláusula Suelo | Melián AbogadosHoy en día, son muchas las cuestiones que se plantean sobre este tipo de cláusula. La evolución del Euribor y el mantenimiento de éste en los niveles actuales, conlleva que muchos de los clientes perjudicados por la inclusión de “porcentajes limitativos a la baja” se planteen el alcance y las consecuencias de lo que firmaron en su día. El desconocimiento de los clientes en consonancia con la falta de información y de transparencia de las entidades bancarias son algunos de los factores a tener en cuenta para la declaración de nulidad de Leer más

Préstamos Hipotecarios; La Cláusula Suelo en Detalle

La falta de transparencia e información de los clientes conlleva, en la gran mayoría de ocasiones, firmar operaciones, como préstamos hipotecarios, sin conocer qué es una cláusula suelo y cuál es su finalidad. Su inclusión entre una abrumadora cantidad de datos queda enmascarada diluyendo la atención del consumidor, lo cual tiene como consecuencia su declaración de nulidad, precisamente por revestir cierto carácter abusivo. Este tipo de cláusula es un elemento definitorio del préstamo y precisamente la incorporación clara y explicativa en la oferta vinculante es uno de los elementos que debemos tener en cuenta, y ello de forma paralela a la concurrencia de la información precisa para que el cliente conozca qué está contratando y la incidencia económica de este tipo de cláusula en el préstamo que suscribe.

Habitualmente, en la negociación previa a la formalización, concurren elementos determinantes de la falta de transparencia que implican que la entidad bancaria no actúa de forma diligente incorporando datos que el propio cliente pasa por alto, motivo por el cual, la reciente sentencia del Tribunal Supremo declara la nulidad de las cláusulas suelo en préstamos hipotecarios. Hace unos días, tuve la oportunidad de explicar de forma más detallada la actual tendencia jurisprudencial y las posibles alternativas de los clientes, Pepe Moreno, en el espacio CONSULTORIO JURÍDICO de El Día por Delante, de Radio El Díaa, me entrevistó sobre este tema, grabación que podrán escuchar a continuación:

 

 

Protegido: Nulidad de la Cláusula Suelo; carta modelo de reclamación

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Cláusula Suelo en Préstamos Hipotecarios

La reciente sentencia del Tribunal Supremo de fecha 9 de mayo de 2013 anula, por considerar que reviste carácter abusivo, la cláusula suelo incorporada a los créditos hipotecarios de diversas entidades bancarias, al entender que las mismas no reúnen el requisito de comprensibilidad y transparencia exigido en la negociación con los consumidores. A pesar de considerarse lícitas, se señala que es imprescindible que el prestatario conozca y comprenda lo que está firmando, ello implica que una redacción clara de la cláusula no es requisito suficiente para su validez.

La cláusula suelo es una condición general de la contratación que se introduce en la gran mayoría de préstamos hipotecarios, cláusula habitual en la práctica bancaria que fija un tope mínimo —de tipo de interés o de referencia— que pagará el deudor, aunque los tipos de interés se encuentren por debajo del fijado en la escritura de constitución del préstamo. En ocasiones, irá acompañada de una cláusula techo que las entidades bancarias fijan en contraprestación por aceptar la cláusula suelo, ésta establece un tope máximo que deberá abonarse en el supuesto de que los tipos de interés aumenten.

El Tribunal Supremo critica que en ocasiones este tipo de cláusulas convierten un préstamo de interés variable en uno de interés fijo, pues la cuota hipotecaria aumentará considerablemente si el euribor sube y bajará una cantidad casi inapreciable si el euribor baja, lo cual implica que la reducción de la cuota está prácticamente limitada en un supuesto de caída del euribor.

Pongamos un ejemplo práctico que ayude a comprender qué alcance tiene la incorporación de una cláusula suelo en un préstamo hipotecario:

Si el euribor más diferencial pactado con la entidad bancaria a día de hoy se sitúa en un 2,5%, y usted tiene un cláusula suelo que fija un tope mínimo de 4%, se tendrá que continuar amortizando el préstamo a un 4%, lo que implica que se estará abonando un 1,5% más en la cuota mensual, y ésta nunca se verá reducida por debajo del límite que fija la propia cláusula suelo. Declarado el carácter abusivo de esta cláusula, que tiene como consecuencia la nulidad de la misma, cabe plantearse qué ocurriría con todas las cantidades satisfechas hasta el momento y si la resolución es aplicable con carácter retroactivo a éstas, pues bien, a pesar de que el fallo no afecte a los pagos ya efectuados, y por tanto, no deban devolverse las cantidades cobradas de más, sí que podrían plantearse de forma individual, a la vista de la tan polémica sentencia, acciones tendentes a la devolución de las cantidades abonadas de más y sus respectivos intereses.

Posibles situaciones y alternativas:

  1. Que el préstamo se haya satisfecho íntegramente, bien por cumplimiento del plazo de vencimiento estipulado, bien por amortización anticipada: Podrá interponerse la correspondiente reclamación con el objeto de que se devuelvan las cantidades indebidamente cobradas.
  2. Si se encuentra incurso en un procedimiento de ejecución hipotecaria: Podrá solicitarse la suspensión del procedimiento a la vista de lo anterior, pues hay que tener en cuenta que toda deuda reclamada judicialmente deberá considerarse cierta, vencida y exigible, si partimos de la base de que la liquidación aportada al procedimiento de ejecución ha tomado como referencia una cláusula abusiva, y por tanto, nula, se llega a la conclusión de que las cantidades reclamadas no son las correctas pues si se eliminará el tope mínimo que establece la cláusula, la cantidad a satisfacer por el deudor sería menor (siempre que el euribor más diferencial se situase por debajo de la cláusula suelo).
  3. Préstamo hipotecario en vigor y cumplimiento puntual de las obligaciones por la parte prestataria: En primer lugar, a fin de regularizar la situación, deberá dirigirse a la oficina de la entidad e intentar una negociación con el objeto de que eliminen la cláusula suelo y reintegren las cantidades abonadas de más. Si lo anterior resultase infructuoso, podrá dirigirse reclamación al Servicio de Atención al Cliente del Banco, si este trámite arrojase también resultado negativo, recomendamos dirigir nueva reclamación ante el Banco de España exponiendo las irregularidades en la oferta vinculante.

Si de lo anterior no se obtuviese resultado positivo, podrá reclamarse vía judicial. La demanda se dirigirá contra la entidad bancaria y se solicitará nulidad de la cláusula suelo, así como el reintegro de las cantidades satisfechas de forma indebida e intereses devengados hasta la fecha.