Entradas

Mis 5 Consejos para el Caso de Despido Verbal

Puede ocurrir –esperamos y deseamos que no– que nos encontremos ante la situación de ser despedidos de forma verbal, sin que el empresario, su representante o su delegado, nuestro superior, nos comunique verbalmente que no continuamos en nuestra prestación de servicios.

Primeros pasos ante un despido verbal:

Ante esa situación es conveniente que el trabajador sepa reaccionar, o por lo menos dar los primeros pasos:

  1. Lo primero que tendría que hacer, si es obligado o compelido a abandonar el centro de trabajo, es que de nuevo, al día siguiente, acuda a incorporarse a ese puesto de trabajo con normalidad, a ser posible con algún testigo, y comprobar si efectivamente aquella comunicación verbal se mantiene por parte del empleador.
  2. También sería recomendable acudir a la Seguridad Social para verificar que se continúa de alta en la empresa y no han cursado o no han tramitado la baja en la Seguridad Social.
  3. Podría acudirse también a la Inspección de Trabajo para informar de lo sucedido y que la Inspección de Trabajo proceda a verificar si efectivamente ha sido despedido por parte del empleador.
  4. Por otra parte, hay que tener en cuenta que el plazo para impugnar esa decisión de despido, aunque haya sido verbal, es de 20 días hábiles a partir de que acontece.
  5. Mi último consejo es que, ante esta situación, se remita un burofax con acuse de recibo a la empresa, en el que se comunique a la misma el hecho acontecido, aquel despido verbal, la fecha en que sucedió, la imposibilidad de incorporarse al puesto de trabajo y solicitando que, o bien se confirme esa decisión, o en caso de no obtener respuesta se entenderá que se ratifica el despido y se procederá en consecuencia.
Ante un despido verbal convendría que el trabajador reaccione y al menos dé los primeros pasos. Clic para tuitear