El Trabajador Autónomo

La opción de ejercer una actividad económica y/o profesional por cuenta propia (trabajador autónomo) como alternativa a la falta de trabajo por cuenta ajena, da lugar a que nos convirtamos en Empresarios, lo que nos lleva a tener que cumplir con una abundante normativa fiscal, tributaria, laboral, seguridad social, prevención de riesgos laborales, específicas de la actividad a desarrollar, etc, no sólo para evitar las consecuencias de su incumplimiento, sino como para poder utilizar las ventajas que actualmente existen a favor de quienes emprenden una actividad como autónomos.

Cuando el autónomo tiene un único o principal cliente de quien percibe el 75% de sus ingresos, ha de formalizarse un contrato con un contenido necesario que dispone la ley del Estatuto de Trabajador Autónomo, y Registrarlo en el registro oficial correspondiente.

Este era el tema del que hablamos hace unos días, en el programa “Despierta Tenerife” de Teide Radio, que se puede escuchar a continuación:

Enlaces Relacionados



The following two tabs change content below.
Socia en el despacho profesional “Melián Abogados” y Directora del Área de Derecho Laboral, en el que además de su coordinación, es responsable de los asuntos relativos a los Conflictos Colectivos, Convenios Colectivos, Expedientes de Regulación de Empleo, Reestructuración de plantillas, Protocolos de prevención de acoso laboral, etcétera, tanto en empresas Privadas como en empresas del Sector Público otros. Ha colaborado como ponente en diversos foros sobre las materias de su responsabilidad, autora de un gran número de artículos de divulgación jurídico-laboral y colaboradora habitual en diversos medios de comunicación en relación con su especialidad.